“Al final, todas las operaciones de negocios pueden ser reducidas a tres palabras..."
Jack Welch

Como todo el mundo sabe, el foco sobre las personas y el rendimiento varía en función del ciclo económico. En los malos momentos las empresas tratan denodadamente de conseguir los mejores rendimientos posibles en un entorno esquivo, dejando a un lado los costes que puedan derivarse de la gestión que lleven a cabo sobre sus empleados.
En los buenos momentos el foco se centra en las personas; olvidando a menudo que deben mantener unos altos estándares de cumplimiento.
¿No deberíamos mantener nuestra atención sobre ambas variables en todo momento?
Una respuesta afirmativa implica el reconocimiento a la necesidad de invertir a la vez, tanto en el desarrollo de las personas que forman la organización y en generar su compromiso con el proyecto de empresa, como en la creación, mantenimiento y desarrollo del liderazgo que debe asegurar una eficaz y efectiva gestión de las personas y su alineación con los intereses y necesidades de la empresa.
Algunos de nuestros servicios:

  • Modelos de comportamientos y conocimientos basados en las necesidades de negocio y organizativas.
  • Programas de desarrollo organizativo y de desarrollo del liderazgo orientados a los resultados y basados en la organización y las posiciones que la conforman.
  • Diseño e implantación de itinerarios y carreras profesionales.
  • Diseño e implantación de planes de sucesión.